martes, 12 de enero de 2016

Cómo lograr el efecto "Zidane" en tu empresa.

Atónito se ha quedado más de uno, tras los buenos resultados obtenidos por el Real Madrid tras la destitución del anterior técnico. El club sin lugar a dudas, tomó una decisión arriesgada nombrando como nuevo entrenador a una persona sin el bagaje profesional o experiencia que se supone que debe tener el candidato que opta a un puesto de tal embergadura.  Analizando lo que sucedió en su debut, podemos apreciar que es el mejor resultado en el debut de un entrenador del Real Madrid desde hace bastante tiempo.


Dejando de lado la información meramente deportiva, quiero centrarme en las causas de este éxito inesperado y sorprendente; aunque creo que aún le queda mucho por demostrar, pero hay que rendirse a la evidencia. Extrapolando los hechos al ámbito de los recursos humanos, me voy a enfocar en el proceso de selección y las razones por las cuales se podría confíar un puesto de  reponsabilidad a una persona sin apenas experiencia. Evidentemente esto no suele ocurrir ni por asomo en el ámbito empresarial, debido al riesgo que supone, pero a veces una decisión arriesgada se convierte en todo un acierto.


Las conclusiones que extraigo son  seis:


1. Sobrevaloración de la experiencia

La experiencia se valora en exceso, cuando habría que valorar más la trayectoria y los logros pasados y futuros que se pordrían alcanzar. Una persona con experiencia plana, con ello me refiero a la experiencia valorada por los años que se ha desempeñado una ocupación o se ha permanecido en un puesto no aportará mucho a una empresa. Puede que si lo que desea es una actitud repetitiva, centrarse sólo en la experiencia sea lo idóneo, pero sin iniciativa propia y una actitud proactiva quizás el proceso de selección no tenga el resultado que se espera y el candidato seleccionado no cumpla las expectativas depositadas en él.


2. No se explota la ventaja competitiva de la pasión

La pasión por lo que uno hace, aquí reside la verdadera fortaleza. El motor del crecimiento, la innovación y el desarrollo. La pasión ve nuevos caminos, nuevas oportunidades; porque lo que uno hace  como trabajo, es algo más y está en la mente de las personas y estás lo relacionan con cada experiencia en su vida y en ocasiones, lo enfocan en su trabajo planteando nuevas perspectivas y propuestas de mejora o desarrollo.


3. Un líder tiene que ilusionar y automotivar

Un líder tiene que saber asociar las emociones y enfocarlas hacia los objetivos y metas establecidas. La ilusión y la automotivación son motores para la acción, la predisposición y el hambre de triunfo. La ilusión por el logro debe plasmarse en la actuación del líder, contagiando un entusiasmo que perdure y no desafallezca ante el primer fracaso al que haya que enfrentarse.


4. El protagonismo de la actitud

La actitud radica del interior de las personas y el líder debe saber cómo poner la semilla y qué sea el trabajador quién la riege día a día. Un factor muy importante es colocar a las personas en una zona de estimulación adecuada donde el líder las ayude a manejar su actitud frente al trabajo a realizar y los objetivos que se han propuesto alcanzar.


5. La humanidad del líder

El líder debe conocer la naturaleza humana, comprender a las personas de su equipo y observar su comportamiento para saber cuales son sus necesidades. El grupo es importante, pero no lo es menos cada individuo y el particular trato que hay que darle a cada uno para lograr  el bienestar de cada individuo y la cohesión del grupo. 


6. Líder extrovertido versus líder introvertido

Asistimos en la actualidad al declive del líder extrovertido al cien por cien, con un carisma que encandila y una oratoria excepcional, pero que en ocasiones rivaliza con el ego de las personas. El líder extrovertido puede en diversas circunstancias, acaparar todo el protagonismo de los resultados e incluso limita la creatividad y las iniciativa de las personas. Por el contrario, el líder introvertido, es un líder más reflexivo, innovador y creativo. Es un líder que escucha y ayuda a las personas en su desarrollo y fomenta la participación atendiendo a la propuestas de cada individuo del grupo sin ninguna rivalidad. Lo ideal no sería ni lo uno si lo otro, sino como diría Aristóteles, alcanzar el término medio, la persona ambivertida que condense lo mejor de cada personalidad.



http://www.healthtotem.com/sp/mental/intro/ciencia.html



El liderazgo es el principal factor de éxito en las empresas y no se  logra ser líder sólo por la experiencia, sino por esa esencia que define y distingue al líder, cuyo objetivo sería lograr la simbiosis empresa-personas.



"De la experiencia se obtienen buenos resultados; de la pasión se obtienen resultados extraordinarios"


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario