martes, 28 de octubre de 2014

Para reclutar el mejor talento cambia el chip.

El talento se ha convertido en el principal activo de las organizaciones. Las empresas son conscientes de que el éxito reside en reclutar el mejor talento entre sus filas. Una de las prácticas erróneas que llevan a cabo la mayor parte de las empresas reside en el hecho de encorsetar el talento, craso error, pues no tiene, patrón, ni esterotipo, es libre.